A partir de hoy a las 11 de la noche, a los turistas se les ha impedido cruzar las fronteras terrestres entre Portugal y España, una medida tomada entre los dos países para tratar de detener la crisis de coronavirus en Portugal. Solo los viajes por trabajo o el transporte de mercancías no están suspendidos.

El cierre de las fronteras continuará, al menos, hasta el 15 de abril, ya que es el momento inmediatamente posterior a la Pascua. La circulación entre los dos países se ha limitado desde ayer a 9 puestos fronterizos, más específicamente:

– Valença / Tui

– Vila Verde da Raia / Verín (zona de Chaves)

– Quintanilha / San Vitero

– Vilar Formoso / Fuentes de Oñoro

– Termas de Monfortinho / Moraleja

– Marvão / Valencia de Alcântara

– Caia / Badajoz

– Vila Verde de Ficalho / Rosal de La Frontera

– Castro Marim / Ayamonte

 

Las conexiones de tráfico aéreo, ferroviario y fluvial entre los dos países también están suspendidas.